fbpx

Muchas son las compañías que ofrecen contratar seguros de salud, pero una vez que nos hemos decidido, ¿cómo acertar con el seguro? Lo mejor es acudir a un corredor de seguros, son profesionales independientes que comparan los diferentes productos y coberturas de todas las aseguradoras y ofrecen al cliente el seguro que mejor se adapta a sus necesidades, el de menor precio y el de mayor cobertura, analizando sus diferencias.

Comenzando por el tipo de compañías, podríamos clasificar 3 tipos:

  1. Aseguradoras tradicionales (Mapfre, Allianz, Axa,Generali,…)
  2. Compañías especialistas en salud (Aegon, Adeslas, Sanitas,DKV,…)
  3. Poseedoras de centros hospitalarios como IMQ o Acunsa.

Los 3 tipos pueden ser comercializados por medio de un Corredor de Seguros.

Por la clase de cobertura, diferenciaríamos entre:

  1. Seguros de cuadro médico + reembolso
  2. Completos de cuadro médico
  3. “Parciales” como son los de enfermedades graves, de hospitalización, de especialistas, etc.

Una vez claro el tipo de seguro y la compañía, lo más importante en que nos debemos de fijar a la hora de contratar un seguro de salud es en el cuadro médico concertado, al cual acudiremos para que nos presten los servicios médicos. Algunas compañías como Generali y Aegon distinguen en un mismo producto un cuadro médico normal y otro Premium, que lleva un sobreprecio y que da acceso a clínicas y Hospitales de mayor renombre.

También deberíamos fijarnos en los copagos, si los hubiese. Respecto a los copagos, algunas compañías sólo aplican un copago a todas las pruebas y médicos visitados en un día en un mismo centro, como Plus Ultra, aunque lo habitual suele ser que se facture por acto médico.

Otro tema a comparar entre compañías son las carencias, que es el tiempo en el que determinadas pruebas o servicios no toman cobertura hasta pasado ese periodo, están pensados para evitar fraudes, pero pueden ser un problema llegado el caso.

por qué contratar un seguro de salud

Además, existen diferencias importantes entre unos y otros seguros en los que hay que fijarse al contratar un seguro de salud:

  • Algunos productos cubren los accidentes de tráfico y enfermedades laborales
  • Hay compañías que cubren participaciones en competiciones deportivas
  • Otra cobertura que suelen incluir es la cobertura de asistencia en viaje
  • También existen diferencias en cuanto al tipo de prótesis cubiertas y sus límites

Otro tema que nos parece importante y del que se hace poca publicidad es el de que la póliza no pueda ser anulada por la compañía aseguradora de manera unilateral a vencimiento, ya que esto genera gran desconfianza.

Además, una característica que indica el alcance y la calidad del seguro puede ser comprobar si está cubierta la cirugía robótica, ya que hay algunos tipos de operaciones que, si se realizan con este tipo de técnicas, son mucho menos intrusivas y tienen un periodo de recuperación mucho más corto, pero son muchísimo más costosas.

Como resumen podemos concluir que elegir el seguro al contratar un seguro de salud es algo complejo y que comparar sólo el precio puede inducirnos claramente a equivocarnos, tanto por elegir el más caro pensando que es el mejor, como al elegir el más barato pensando erróneamente que son todos iguales y ni si quiera tenga médicos en nuestra localidad. ¿Tienes claro por qué elegir un seguro de salud?